TOMA EL RUMBO A LAS ESTRELLAS, PASANDO POR LAS NUBES

¿Quieres ver mis novedades? ¡Sígueme!

miércoles, 13 de agosto de 2014

Pero antes... era antes.

Antes siempre encontrabas la forma de llamarme, pero esta vez creo que ni la vas a buscar. Antes llamabas a mi telefonillo diciendo "hola, nada mas era para decirte que te amo. Me voy a currar." y me sacabas la sonrisa más grande y más tonta del mundo; pero esta vez creo que no lo vas a hacer sonar ni después de tantos días sin saber de mí. Antes, cuando tenía un problema te presentabas aquí antes de que yo te lo pidiese; ahora, cuando te necesito siempre tienes algo importante que hacer y aunque lo entiendo, me cuesta creer que no puedas hacer ni un pequeño hueco. Antes me discutías que me amabas más, ahora tengo que conformarme con un "yo también" inseguro. Antes planeábamos un futuro lejano, cuando ahora nos da miedo planear hasta una semana antes. Antes me escribiste ciento un razones por la que me amabas, y ahora apenas me das una, y es un "porque sí". Antes gritabas a los cuatro vientos que me amabas, ahora apenas me lo susurras al oído. Antes cuando quería hablar de mis sentimientos, directamente recurría a ti; ahora, vuelvo a esa época en la que me desahogo escribiendo, pero no me llena tanto como lo hacías tú... Antes. Antes tenía todo tan claro, que ahora esta oscuridad me da miedo. Jamás había sentido un vacío tan grande, esa sensación de estar pero no estar... Y no veas que nudo en la garganta, que ardor de pecho y que cansancio mental de darle día tras día vueltas a lo mismo, y no encontrar salida.

6 comentarios:

  1. Hace un tiempo recibí un comentario en las rimas sobre mi escritura. Llevaba un tiempo defendiendo la voluntad del movimiento como bálsamo para evitar episodios de carencias como el que que describes, de un modo impresionante y bonito, aquí. Y ese comentario me decía que yo era un pobre hombre que había sufrido por amor. Inmediatamente supe quién había escrito ese comentario. O para no dar nada por seguro, estoy convencido en un 90%. Y me he acordado de eso porque a raíz de un incidente con quien yo creo que me escribió el comentario, fue que me di cuenta de lo importante que es la voluntad. Antes era antes, sí y ahora es ahora ¿qué ha cambiado? ¿Qué piensas que me tienes y tendrás porque ya hemos planeado el futuro lejano? ¿Es eso? Y mientras llega el futuro... ¿qué hacemos? Esta persona hizo el comentario donde no debía, porque justo de lo que adolece tu texto es lo que más sobraba en las rimas de aquella época (y en las de ahora, cuando digo que aprendí algo importante y valioso no lo digo por decir). Y si bien tuve una serie de entradas tristes recién ocurrió mi cambio, llevaba mucho tiempo intentando que la gente sea consciente de la suerte que es tener a alguien a tu lado que te haga crecer y a quien te llene cuidar. Ese chico que ya no hace nada, debería de darse una vuelta por las últimas rimas, creo que se refleja muy bien que merece la pena seguir robando tiempo al tiempo por dibujar sonrisas y complicidad.

    Y me enfrenté a ese estado en el que pasas de no importar coger el coche y hacer sesenta kilómetros para comprarle un muñeco de peluche que quería, a ese otro que te cueste hacer cosas diferentes, incluso repetir las mismas que ya hacías. Y creo, y es mi opinión que para nada tiene que ser cierta esa hipótesis que todos nos terminamos acomodando a la rutina y dejado lo que antes nos hacía vibrar y emocionaba. Justo es por eso que digo que la voluntad es importante, que aunque ya no te nazca del mismo modo que te nacía antes, cuando estabas en pleno proceso de conquista, tienes que moverte y hacerlo. No cuesta nada, "¡Buenos días, princesa!" "Sólo te llamo para decirte que te quiero, estoy ocupado" Y cosas así, sólo requieren de diez segundos y su efecto es muy duradero.

    Le he echado la culpa a esta sociedad consumista que tacha estos comportamientos de cursis (y puede ser que lo sea, pero hay personas que nos encanta lo cursi) y que nos hace adoptar el "bah, ella ya sabe que la quiero, no voy a molestarla. Le he escrito un poema todos los días durante tres meses, al final la voy a cansar". Un poema dura medio minuto, tiene 23 horas, 59 minutos y 30 segundos para descansar hasta el siguiente. Y dependiendo de como seamos (y yo voy a tomar a esta protagonista como ejemplo) estas cosas nos pueden salvar de la rutina mala y seguir alimentando la buena, esa rutina que aceleró los latidos del corazón y nos hizo crecer.


    Y aludo a la voluntad y el movimiento para evitar estas situaciones. Y aludo al movimiento para solucionarlas. Y textos así deberían de hacernos ver qué ocurre cuando llega el descuido. Bien escritos, fuertes, intensos, hermosos. Como sólo alguien con gran talento podría escribir.

    Que tengas una tarde llena de sueños cumplidos chica catorce. Y enhorabuena de nuevo, por lo que has escrito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también leí aquel comentario y se de que me hablas. ¿Sabes? Yo soy de las personas que piensan que a cada quien le inspira algo diferente, y que ahí está lo bonito. Criticar el tipo de escritura, es como criticar el tipo de música. ¿Quién te dice a ti, que mientras nosotros escribimos sobre sentimientos como son el amor, o los pequeños detalles, no hay miles de personas escribiendo sobre otro tema como.. No sé, política o cualquier otra cosa? Hay que aceptar todos los escritos.

      Los detalles creo que cualquier persona los agradece, porque aunque una persona que 'no los valora" no los vea cuando están ahí... Cuando no están se echan en falta, aunque esa persona los haya perdido por no dar detalles a quien le daba detalles que a veces pasa... Pero como dijiste, a veces un detalle es un mensaje dando las buenas noches que sepa la otra persona que te acuerdas de ella, o un mensaje mientras está trabajando con un "te amo" o un escrito que tardará poco más de un minuto en leer, y tiene todavía mas de 23 horas... Y creo que no es tiempo robado siquiera para quitárselo de tiempo que le queda, es como quitar tiempo que invierte en comer, en reír... Una bobada, creo que es tiempo invertido :)

      Jamás hay que descuidar a la persona que amamos, porque podemos perderla, y es normal cuando no demostramos que verdaderamente la amamos, porque no se siente como podría sentirse... ¿Y quién no quiere sentirse en las nubes?

      ¡Un grandísimo saludo!:*

      Eliminar
  2. Tu blog ha sido nominado al premio Liebster Award. Pásate por mi blog para enterarte de lo que hay que hacer. Besitos ;) http://elecodelapaloma.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Wau genial cuando pueda lo subo :)

      ¡Un grandísimo saludo!:*

      Eliminar
  3. Hola...
    Es exactamente como me siento pero yo sería el antes. Y estando de este lado puedo decirte que no hay ni una pizca de culpa por ser así... Quizás es por como estoy madurando y poco a poco me cierro con un montón de cosas con respecto a mis sentimientos, no lo se bien pero no se puede volver al antes que tan cómodo estábamos.
    Me gusta mucho tu blog :) Te estoy siguiendo (no me acuerdo si ya te lo había dicho)
    Bueno, adiós*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pienso que si las dos personas de verdad se aman, se puede volver al antes. Puede que ciertas circunstancias te llevan a la falta de detalles, preocupaciones, trabajo... En fin, estrés. Pero cuando una persona verdaderamente se ama se apoya, y luchan por volver al antes, y se puede conseguir aunque sea en un intento desesperado para no perderse :)

      Espero que te siga gustando mi blog ^^

      ¡Un grandísimo saludo!:*

      Eliminar

Recuerda, este blog es para sacar una sonrisa, para pasar un buen rato, ¿te gustó? házmelo saber y no olvides pasarte por este pequeño mundo cuando necesites sonreír :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...